astrologiahoroscopo
 
Buscar en astrologiahoroscopo.com
 
 
Horoscopo
Horoscopo 2013
Horoscopo 2014
Horoscopo 2012
Horoscopo Chino 2012
2012 Predicciones
Profecias 2012
Horóscopo 2011
Horóscopo Chino 2011
Horoscopo del amor 2011
Ley de Atracción
Blog
Horóscopo semanal
Besos y signos
Horóscopo Diario
Lugares y signos
Horóscopo del amor
Horóscopo sexual
Profesion y trabajo según signo
El Alquimista
Tarot
Mantras
Carta Natal
Horóscopo Chino
Compatibilidad entre signos
Horóscopo
Astrología
Signos: características
Runas
Oraciones
Karma
Revolución Solar
Numerología
Chakras
Horóscopo Celta
Horóscopo de las Hadas
Horóscopo Indígena
Horóscopo Egipcio
Feng Shui
Reencarnación
Misterios
Meditación
I Ching
Reiki
Rituales
Fechas para evitar
Poder Interior
Foro
Horóscopo de los Colores
Mundo Espiritual
Canales
Publicite Aquí
 

 
 

La naturaleza y sus leyes

Entrado ya el segundo milenio, se sabe que es imposible que haya algo sin una ley que lo regule, ya que en verdad, donde no hay ley alguna es casi nula la causa. El desorden es el resultado del incumplimiento de la ley y el orden es la consecuencia armoniosa de la convivencia dentro de lo que establece la ley.
Existen leyes que rigen el cosmos, que una vez practicadas frecuentemente y analizadas, nos brindan la capacidad de entenderlas y nos ofrecerán la llave de los “Misterios Sobrenaturales”, llamados así por las personas que los desconocen. Actualmente en los comienzos de la Era de Acuario, ya no se necesitan organizaciones ocultistas para practicar, saber y aplicar las leyes de la naturaleza.

La Ley de Vibración
La ley de Vibración demuestra que aunque los objetos parecen no existir ni moverse, por su composición molecular, cuentan con una vibración a altas frecuencias. La vida manifiesta la vibración del cosmos. Esta ley está regida por el siguiente lema: “Todo vibra, todo se mueve”.
La vibración es resultado del movimiento y la inercia sólo existe como palabra. Desde lo más mínimo hasta lo más grande, todo existe y está guiado por un movimiento perfecto. Por ejemplo, hasta una roca se mueve en su propia frecuencia de vibración, pero su rata vibratoria es muy lenta para percibirla por el ojo humano, por tal motivo la observamos como si no se moviera en absoluto.
Toda materia siempre está en movimiento circular, gira en torno a algo superior, como lo hacen los planetas girando al rededor del sol. Esto se considera como un patrón universal, ya que no existirían los universos si no existiera esta ley de movimiento.
Lo invisible y lo visible también vibra, por ser emanación Divina, lo que el Creador hace cuenta con una esencia vital. Actualmente el mundo sabe la relación entre el sonido y el movimiento, pero el oído humano no capta los sonidos que pasan de cierta frecuencia. Los estados de ánimo vibran y libran al espacio vibraciones en colores y en sonidos, por tal motivo es relevante mantener la mente con pensamientos positivos el mayor del tiempo posible.

La Ley de Polaridad
Esta ley explica que todo lo existente tiene 2 polos, uno negativo y otro positivo. De esta ley deriva el siguiente lema: “Todo tiene 2 polos, todo es dual, todo tiene pares opuestos, semejantes y antagónicos que son lo mismo. En su naturaleza los opuestos son idénticos, pero diferentes en su grado. Los extremos se tocan”.
Significando esto que todo es doble, al mismo tiempo es y no es. En realidad nada es absoluto y todo lo que existe tiene sus pares de opuestos.
Grandes logros de la civilización están basados en esta ley, ya que mediante ella se pudo descubrir que todo el movimiento es en realidad uno solo, el resultado de dos fuerzas contrarias: una centrípeta y otra centrífuga.
Los opuestos son iguales, sólo que difieren en electromagnetismo o en vibración, así es como apreciamos que existe el bien y el mal, lo blanco y lo negro, la luz y la oscuridad, el frío y el calor, lo negativo y lo positivo, lo pequeño y lo grande, la hembra y el macho. Nada tendría razón de ser si no hubiera un opuesto que lo completara, el bien no existiría si no se conociera el mal, además, el mal no es malo, el mal es el reconocimiento al bien, se hace malo en la forma en que se lo aplique.
Asimismo el amor puede mutar en odio y viceversa, las cosas poderosas pueden convertirse en débiles y lo frío en caliente. Se debe polarizar. Una persona que suele ser perezosa puede cambiar y ser activa si polariza con cuidado a través de la línea pereza – actividad, llegando a lograr energía mediante líneas de conductas opuestas.
Comprenderemos mejor nuestros estados mentales y los de los demás con la práctica de este principio, además nos aseguraremos de que esos estados son resultado de grados, permitiendo acrecentar las vibraciones interiores según nuestra voluntad, cambiando la polaridad y dominando esos grados en vez de dejarnos dominar por ellos.

La Ley del Mentalismo
Esta ley nos revela el principio de que “todo es mente”. Toma a la mente como el principio y el fin, todo lo existente es el resultado de una mente divina.
Se escuchó hasta el hartazgo que el hombre fue hecho a imagen y semejanza de Dios, pero no a la imagen física que se cree de él, sino que la imagen o semejanza divina es resultado del fluido mental del cual el hombre es parte. El humano es resultado de una Inteligencia Mental única, que crea y explica todo lo existente.
La mente es creadora. Todo lo que cubre al mundo y fue creado por la mano humana, existió anteriormente en su mente, y ese fluido en los comienzos ya existía en otra mente universal que fue traída al plano físico por la mente humana. Si se siguiera con este camino de búsqueda del origen de las vibraciones mentales y de las informaciones, se llegaría con facilidad al punto donde todo lo existente es mente de un origen perfecto y superior.
Es sencillo concluir que, como todo es mente, los pensamientos siempre se convierten en hechos o sucesos manifestándose en el exterior. Por esto es de gran importancia saber controlar nuestra mente ya que el universo es infaliblemente para responder a sus mandatos. Debemos aprender a desarrollar un pensamiento positivo y sano para crear la sucesión de esta clase de actos en la humanidad.

La Ley de Causa y Efecto
Esta ley nos da la posibilidad de entender que las casualidades no existes, todo lo acontecido es causal y no casual. Todos los fenómenos y hechos de la vida tienen su causa y, por tal razón, producen su verdadero efecto. Cada hecho que se produzca, por más leve que sea, tiene su propia onda programadora.
Sólo se cosecha lo que se siembra y no debemos esperar más de lo que se dio, mediante el libre albedrío el hombre tiene la opción de elegir.
Para la evolución del hombre se necesitaron distintos procesos, regulados por la ley de causa y efecto, o de acción y reacción, mediante un principio llamado KARMA o principio universal de justicia retributiva. Todos los males, tristezas y enfermedades, de la sociedad o del hombre, del planeta o de las ciudades, obedecen a lo que verdaderamente merecen. Por esta ley podemos saber que el hombre se ha formado por sus actos anteriores y que construye su futuro con las acciones del presente. El hombre mismo determina su destino, producto únicamente de sus acciones y pensamientos.
Si los hombres conservan sus sentimientos de bondad, alegría, altruismo, irradian y contagian esos mismos actos, formando sus propios resultados. El hombre cuando sufre, en general hace culpable de sus sufrimientos a otras personas, o aún peor, culpa a su creador, cuando debería aceptar que es él mismo el único causante de sus sufrimientos.
La persona objetiva y desinteresada, puede que eluda el efecto de la vida material, viviendo armoniosamente, calmando de esta forma el peso de su karma. Quienes no avancen en el camino del aprendizaje, del conocimiento, del trabajo cotidiano y de la práctica de estas leyes cósmicas, se verá expuesto a recibir su merecido premio de ignorancia.

La Ley de Correspondencia
Esta ley explica que siempre existe una cierta correspondencia entre los fenómenos y las leyes, y trata además sobre los varios estados de la vida y del ser, refiriéndose justamente a eso cuando formula que tal como es abajo es arriba y tal como es arriba es abajo.
En lo terrenal y en general en todo lo que rodea al hombre, podemos ver que ocurren estas mismas cosas en diferentes planos, toda condición y acción tienen su correspondencia y analogía en todos los demás planos existenciales. El macrocosmos o cosmos superior es igual al microcosmos u hombre, igual es el átomo en su conformación, como sucede en el cosmos cuando se conformó. Estudiando lo que está abajo sabremos cómo es lo que está arriba.
Comprendiendo dicha ley sabremos descifrar la clave para resolver los problemas y paradojas de los secretos misterios de la naturaleza. Los planos existentes, astrales y físicos, espirituales y mentales, son de igual conformación y obedecen únicamente a distintas vibraciones electromagnéticas, así mientras más alto es el grado de vibración, tanto más alto será el plano respectivo.
Muchos planos son desconocidos, pero cuando se aplica esta ley de correspondencia sobre ellos, mucho cosas, que de otra forma sería imposible de comprender, se ven ahora claras para la conciencia. Antiguamente los sabios contaban con este principio como uno de los más importantes pilares de la mente, mediante el cual se puede ver lo oculto o desconocido a la vista humana.

La Ley del Ciclo o del Ritmo
Todo lo que fluye vuelve a fluir, todo asciende y desciende, todo avanza y retrocede, todo se mueve con movimientos pendulares, con igual medida hacia la derecha que hacia la izquierda, el ritmo es la compensación. La ley del ciclo o ritmo refleja la vida misma, ya que todo responde a períodos cíclicos.
En todo ciclo, se aprecian 3 etapas o momentos: expansión, descenso y recuperación. La forma de las olas del mar refleja perfectamente esas 3 etapas. Esta ley rige a los astros, las plantas, los animales, el hombre, los países, la energía, los negocios, la economía y los estados emocionales y anímicos. El ritmo es manifestado entre los dos polos de todo. La oscilación se produce primero hacia un polo y luego hacia el otro, siempre hay una oscilación, una elevación y una caída, un avance y un retroceso, manifiesto en todos los fenómenos y demás cosas de la naturaleza.
Esta ley demuestra cómo etapas de tristeza traen a su vez etapas de alegría, así logramos disfrutar el placer y ser feliz aprendiendo a tolerar el dolor. Del real saber de este principio se logra compartir y vivir, las cosas y las personas no pueden estar a nuestro lado por siempre, pero si las utilizamos correctamente podrán estar a nuestra disposición.

La Ley de Atracción o Generación
La generación se manifiesta en todas partes. Todo tiene sus principios femenino y masculino. La generación se da en todos los planos. Este principio manifiesta la verdad de que la generación existe en todo, estando en acción, en todo momento, los principios femenino y masculino. Es un principio creador y obra siempre generando, regenerando y creando. Los dos elementos de este principio están contenidos por cada ser en sí mismo.
Esta ley refleja el equilibrio y la unión, el amor y la reproducción. Rige la alquimia y la atracción de los distintos elementos, posibilitando la afinidad de los astros, de los perfectos microsistemas humanos y cósmicos.
Con respecto al reino animal, esta ley se manifiesta en la conservación de la especie, y en lo referente al género humano se manifiesta en la simpatía, en la atracción y en el amor, que como un imán los atrae haciendo posible la unión. Sin la Ley de Generación nada puede existir, es decir, sin su madre y su padre, ya que absolutamente todo, tiene madre y padre, que son su base femenina y masculina.
Esta ley se reconoce, en el plano físico, por la diferencia de los sexos. Y la ley toma modelos más elevados, en los planos mas elevados, pero cada ser mantiene en sí mismo los 2 elementos de dicha ley.
El entendimiento de esta ley devela muchos de los problemas que confundieron a la mente humana. Debe estudiarse esta ley si se desea aprender la filosofía de la generación, de la creación y de la regeneración espiritual y mental.
De esta forma se intentó dar a conocer, de forma simple y breve, lo que son y representan las Leyes de la Naturaleza.
El hombre olvida y resta importancia a estas leyes, sin darse cuenta que hasta que no entienda y acepte estas leyes, realmente no logrará progresar. Si quiere evolucionar y crecer, no debe nunca transgredir las leyes de la naturaleza, ni las leyes morales, y ni siquiera las leyes humanas.
Las personas reconocen que en sus tareas profesionales algunos comportamientos son correctos y otros no, pero cuando se trata del plano moral, expresan que no hay regla que acatar, y es aquí donde se equivocan. Conociendo las leyes físicas se consiguieron fabulosas aplicaciones, como por ejemplo la expedición a la Luna. Los logros serían mucho más amplios si se conocieran las leyes de la naturaleza y las leyes morales, no sólo en lo material, sino también en otros planos.

La química y física la son estudiadas con mucha profundidad en Institutos Básicos y Superiores, pero hay una química y una física espiritual que aún no se conocen. Por lo cual podemos expresar que en la ciencia oficial falta algo esencial, falta el reconocimiento del mundo psíquico regido por leyes naturales y morales.