astrologiahoroscopo
 
Buscar en astrologiahoroscopo.com
 
 
Horoscopo
Horoscopo 2013
Horoscopo 2014
Horoscopo 2012
Horoscopo Chino 2012
2012 Predicciones
Profecias 2012
Horóscopo 2011
Horóscopo Chino 2011
Horoscopo del amor 2011
Ley de Atracción
Blog
Horóscopo semanal
Besos y signos
Horóscopo Diario
Lugares y signos
Horóscopo del amor
Horóscopo sexual
Profesion y trabajo según signo
El Alquimista
Tarot
Mantras
Carta Natal
Horóscopo Chino
Compatibilidad entre signos
Horóscopo
Astrología
Signos: características
Runas
Oraciones
Karma
Revolución Solar
Numerología
Chakras
Horóscopo Celta
Horóscopo de las Hadas
Horóscopo Indígena
Horóscopo Egipcio
Feng Shui
Reencarnación
Misterios
Meditación
I Ching
Reiki
Rituales
Fechas para evitar
Poder Interior
Foro
Horóscopo de los Colores
Mundo Espiritual
Canales
Publicite Aquí
 

Mundo Espiritual 2

¿QUE ES EL MUNDO ESPIRITUAL? (Continuación)

 
Mundo Espiritual Menú
 
Mundo Espiritual
comunicacion con los muertos

Para estos mismos rosacruces, el “mundo físico” es una de las siete divisiones o estados de la materia del universo. Max Heindel en su libro “Concepto Rosacruz del Cosmos” definió hace cien años el mundo físico como “El  plano de nuestro universo, el de materia más densa. Se divide en región química que comprende los sólidos, líquidos y gases que integran las tres subdivisiones más densas y en región  eteriza, que comprende las cuatro subdivisiones más sutiles o entéricas del mundo físico. El éter es también materia física, no es homogéneo como dice la ciencia moderna, sino que existe en cuatro estados diferentes, constituyendo el medio de acceso para el espíritu viviente, que imparte vitalidad a las formas de la  región química.”

Hay que decir que tanto Blavatsky como Lindel parten de las mismas bases. Anel tiempo puede decirse que Lindel es algo posterior a los escritos de la Blavatsky y que, posiblemente, copio de ellos lo relativo a la composición del Universo.

Ahora bien, sea como fuere, es lícito preguntarnos en el comienzo del tercer milenio:” Estos conceptos son compatibles con lo que hoy la ciencia objetiva conoce del universo”. La pregunta es fundamental por que la ciencia moderna trabaja con otros conceptos y en unas coordenadas completamente diferentes a las del ocultismo decimonónico. Sin embargo, hay que reconocer que, prescindiendo de la fraseología propia  a la ciencia moderna y al ocultismo, ambos están hablando un mismo lenguaje. Así por ejemplo cuando la ciencia moderna nos habla del Big-Bang, la gran explosión que dio origen a nuestro actual  Universo, cuando la ciencia advierte.

Hoy el  Universo se está expandiendo en algunos lugares y contrayendo en otros, deduciendo de ello que efectivamente hubo en un remoto pasado una explosión originaria, lo que nos está diciendo es que existen varios tipos de materia según sea
Su mayor o menor grado de densidad.

Los oculistas, dejando aparte toda la parafernalia y su excesiva sistematización, también han hablado de distintos grados de densidad y sutileza de la materia. Y lo han hecho unas décadas antes que se iniciara la investigación  atómica .Así pues, si bien la física convencional está reñida con los conceptos oculistas, podemos decir que entre la física más avanzada y el ocultismo no existen contradicción sino solo diferencial terminológicas y una evidente divergencia de fines.

Lo que nos están diciendo los oculistas es algo que los físicos actuales pueden admitir sin dificultad: que el átomo originario, al explotar, ha  ido descomprimiendo sus componentes. Y  así nos ha quedado una materia extremadamente densa y mineralizada y otra menos densa, la líquida y otra aun más sutil, los gases. Hasta Aquí no hay problema por qué, la física clásica llama a estos estados sólido, líquido y gaseoso y los tres tienes el común poder percibidos con los sentidos físicos (vista, oído, olfato, gusto y tacto).Sin embargo, el problema no se detiene aquí.

¿Es posible encontrar materia más sutil y rarificada que la que constituyen los gases?

La existencia del mundo espiritual es la respuesta. Hoy sabemos que incluso sólidos más compactos tienen los núcleos atómicos de sus componentes extremadamente distanciados unos de otros.

Continua